Observe como una mujer encarcelada encuentra ayuda en la oración cuando sus hijos están a cargo de un marido no muy alentador… [Vídeo]

Si tiene familiares o amigos perdidos que necesitan de su perdón o de su entendimiento, este video también puede inspirarlo. Eso esperamos. Sólo recuerde esto: tal como lo descubrió esta mujer en la cárcel, Dios está aquí siempre presente, listo y capaz de ayudarnos.

Como siempre, lo invitamos a dejar un comentario o a contar su propia historia. Realmente nos encantaría oirla.

2 Comments

  • Elena dice:

    The Wolf Becomes a Lamb Report by Chaplain George from Texas, USA
    For more then two years I visited and then corresponded with an inmate nicknamed “Willie the Wolf.” Willie was kicked out of the house at 13 and then lived in the streets. He spent his life in and out of prison for a number of offenses. I met him in the county jail after he was arrested for murder in a 27 year-old cold case. Willie landed on a list of Christian Scientists due to a computer glitch. Actually, none of the people on the list were really Christian Scientists.

    I started meeting with him and a few other guys from his cell-block weekly.

    He was happy to talk but later said he was skeptical of Christian Science. He took a copy of Science and Health with Key to the Scriptures by Mary Baker Eddy but never really read much of it until 18 months later. After 3-4 months he was moved and I lost track of him.
    About six-months later, I ran into him in another cell-block and he was happy to talk again. In two weeks, he moved again but I kept track of him and we continued to meet weekly. He then got moved out of state to answer for another case and then returned a few months later and we continued our meetings. About 18-months after we first met, he went to trial and was found guilty. For the first time, he was greatly humbled. He could not believe the results. Soon after, he asked how he could deal with anger and his desire for revenge for those who testified against him and others that had hurt him in the past. He said he could not sleep, suffered from neck pain and felt isolated since no one ever answered his letters or visited him.

    We discussed Jesus’ commandments to forgive, love and pray for our enemies.
    I suggested he make a list of those he needed to forgive and pray for them daily. He began to do this but later said he did it only out of respect for me. He did not really want to forgive them.
    ………………………………….

    Day by day he felt more sincere in his prayers and desire to forgive. In two-weeks, he deeply felt forgiveness and finally wanted the best for them. Soon he told me that he could now sleep, his pain had disappeared and he was now getting letters and visits from family for the first time in 18-months. He even received a visit from an old girlfriend that wanted to renew their old relationship. He began studying Science and Health, Bible Lessons and the periodicals.

    He was transforming before my eyes.

    In a few months, he was transferred to prison while awaiting an appeal on his murder conviction. When he was given a medical exam at the prison, the doctor said he was in perfect condition and there was no sign of prior conditions of high-blood pressure and Hepatitis B and C, a 10-year ailment. He really had transformed spiritually and physically into a new man. Willie is now sharing Christian Science in prison with others and has experienced more healings. He credits God and Christian Science with his new life and looks forward to attending church in the future when he gets released.

  • Elena dice:

    El Lobo se convierte en Oveja – por el Capellán George de Texas, USA

    Por más de dos años visité y mantuve correspondencia con un preso de sobrenombre “Willie El Lobo”. A Willie lo hecharon de su casa a los 13 años y vivía en las calles. Pasó su vida entrando y saliendo de la cárcel por una cantidad de ofensas. Yo lo conocí en la cárcel del condado luego de ser arrestado por asesinato en un caso aún sin resolver hacía 27 años atrás. El nombre de Willie había aparecido en una lista de científicos cristianos debido a un error de computación. En realidad, ninguna de las personas en la lista eran científicos cristianos.

    Comenzé a reunirme semanalmente con él y con algunos otros hombres de su mismo grupo de celdas.

    Había comenzado a conversar con gusto, pero pronto dijo que tenía sus dudas sobre la Ciencia Cristiana. A Willie le habían dado una copia del libro Ciencia y Salud con la Llave de las Escripturas por Mary Baker Eddy pero no leyó mucho hasta 18 meses más tarde. Luego de 3 o 4 meses lo mudaron a otro sitio y perdí contacto con él.
    Pasaron más o menos 6 meses más y lo volví a encontrar en otro grupo de celdas, allí estuvo de acuerdo en convesar conmigo otra vez. Otra vez, luego de dos semanas lo vuelven a mudar, pero esta vez estuve al tanto de dónde lo tenían y continuamos viéndonos semanalmente. De vuelta lo transfirieron a otro estado para responder por otro caso y al volver unos meses más tarde continuamos las reuniones. Alrededor de 18 meses después de volver a encontrarnos lo llevaron a juicio y fué hallado culpable.
    Por primera vez se humilló grandemente ̶̶ le había costado creer los resultados. En seguida de eso me preguntó cómo hacer para tratar con esa furia que llevaba adentro, por sus deseos de venganza por aquellos que testificaron contra él y por aquellos que lo habían herido en el pasado. Me contó que no podía dormir, sufría de dolor en el cuello y se sentía aislado puesto que nadie respondía a sus cartas y ni lo visitaban.

    Debatimos sobre los Mandamientos de Jesús sobre perdonar, amar y orar por nuestros enemigos.

    Yo le sugerí que hiciera una lista de aquellos que necesitaba perdonar y que orara por ellos diariamente. Comenzó a hacerlo pero luego me dijo que lo había hecho solo por respeto hacia mí pero que en realidad no quería perdonarlos.
    …………………………………..
    Día a día se sentía más sincero en sus oraciones y en su deseo de perdonar y luego de dos semanas sintió una profunda misericordia y finalmente deseó lo mejor para ellos.
    Pronto Willie me dijo que ahora podía dormir, que su dolor había desaparecido y que había empezado a recibir cartas y visitas de su familia por primera vez en 18 meses, y hasta recibió una visita de una ex novia que quería renovar la antigua relación.
    Comenzó a estudiar Ciencia y Salud, las lecciones bíblicas y a leer las publicaciones periódicas.

    Se estaba transformando ante mis propios ojos.

    Pocos meses después, mientras esperaba la apelación de su convicción de asesinato, lo volvieron a transferir a otra prisión.
    Cuando le hicieron un exámen médico en la prisión, el doctor le dijo que estaba en perfecta condición física y que no había señales de su condición previa de alta presión de sangre y de hepatitis B y C, una enfermedad que le había durado 10 años.
    Willie había sido transformado espiritual y físicamente en un hombre nuevo. Hoy en día comparte la Ciencia Cristiana en la prisión con otros que también han experimentado sanaciones.
    Willie le da todo el crédito a Dios y a la Ciencia Cristiana por su nueva vida y con ganas espera asistir a la iglesia en el futuro cuando salga en libertad.
    _____________________________________________________________________________________

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *